LA HISTORIA DEL PÁJARO COMILÓN

 

 

 

                            Erase una vez un pájaro comilón que no podía ver que otros pájaros comiesen algo. Y siempre los echaba cuando estaban comiendo moras del matorral, porque las quiera para él.

 

                            Un DIA entro volando por una ventana abierta y vio una tarta de nata sobre la mesa. De un salto, se puso encima de la mesa. Abrió el pico y se tiro a la tarta de tal modo que...  metió la cabeza entera en la nata.

 

                            Entonces no pudo ver nada. La nata se le había metido en los ojos, se le había calado sobre la cabeza, con la cereza de tarta y todo. Pero el pájaro ya no quería comer más.

 

                            Batió las alas y quiso ir a sentarse en mitad de la tarta. Pero no veía nada, así que se callo en la jarra de leche. Y se quedo sentado ¡como si estuviera en la bañera¡ no podía salir fuera, pues la jarra era muy estrecha.

 

                            En aquel momento entro la señora en la habitación. Y echo al pájaro por la ventana. Ya en la calle, los demás pájaros empezaron a picotearle la nata, para que pudiera ver algo.

 

                            A todos los pájaros les supo muy bien y el comilón se enfado porque no quería darles nada de la tarta tan rica.



Pulsa en el sobre
para enviar tus comentarios sobre esta historia.